Problemas de informáticos – Ejercicio

run

Una de las cosas que he aprendido en estos últimos 4 años es que el trabajo de informático pasa factura al cuerpo. Tantas horas sentado unido a si tenemos unos hábitos alimenticios digamos ‘discutibles’ puede dar como resultado que no estemos en la mejor de las formas físicas (ni mentales), sin energía, apáticos, etc.

Personalmente siempre he tenido tendencia a ganar y perder peso de una forma cíclica, pero un poco cansado del tema hace unos 3 años tomé la determinación de cambiar mis hábitos.

Por un lado, comencé a hacer deporte. En mi caso me apunté al gimnasio porque no me gusta correr por la calle y de paso tenía la posibilidad de usar la piscina y duchas ahorrando así un poco de agua en casa. Nada muy estricto, 3 días por semana (día sí, día no) un poco de cardio, cinta o bici, entre 10 y 40 minutos según mi estado de ánimo y un poco de pesas, de 3 a 6 series de 10 repeticiones. Es decir, un poco de ejercicio pero sin quedar exhausto, lo suficiente para sudar más que jugando al DevilMayCry. Con el tiempo he ido incrementado los ejercicios, tiempos, peso, etc pero eso ya es otro tema.

Además de lo anterior, cambié mi alimentación. Dejé comer tantos snacks, bebidas carbonatadas y frituras y empecé a probar cosas más sanas. Por ejemplo ensaladas (nunca las comía), pavo, atún, verduras varias (brócoli, calabacín, pimiento, guisantes,…) y me pasé al pan/pasta/arroz integral, bajo de mi punto de vista sabe igual y es más sano (más fibra y vitaminas), y para beber agua.

Otro punto muy importante es que yo nunca desayunaba, empecé a desayunar aunque al principio me costó un poco, para mí no tenía sentido que no desayunando se engordara más que desayunando pero con el tiempo comprobé que es cierto. Por ejemplo me tomo un zumo de naranja y un café con 5 o 6 galletas (en mi caso de soja).Con esto no quiero decir que únicamente coma ‘cosas sanas y verduras’ nada más lejos de la realidad, pero sí que es cierto que entre semana (lunes a viernes) he cogido la rutina que al menos para mí es beneficiosa, desayunar lo que me apetezca, comer sano, ejercicio y cenar sano. Luego los fines de semana es cuando me dedico un poco más a disfrutar, pero no porque entre semana no pueda sino porque el finde no como de tupper : ) En cualquier caso siempre voy variando, una semana voy 2 días al gym, otro día ceno pizza, me tomo alguna cerveza, etc. Lo que sí intento es tener unos mínimos: al menos ir 1-2 días al gimnasio y cenar ligero.

Después de 3 años he ido viendo que la alimentación es el 60% de un estado saludable y el ejercicio el 40% restante. He perdido peso, me he puesto en forma y en general me siento con más vitalidad. Una semana ‘normal’ de mi vida sería:

tabla-fit

Lo comentado, entre semana bastante rutina y el fin de semana es cuando procuro relajarme, en general como menos porque gasto menos y me levanto más tarde, luego el domingo ya intento comer al menos una ensaladita para empezar la semana ligero. Visto en el recuadro puede parecer un poco excesivo pero en realidad como de todo: pasta, legumbres, vegetales, pescado, carne, snacks, cervezas, pizzas, dürums, frankfurts… Y eso es todo, con el tiempo me he acostumbrado y lo agradezco, he ganado en salud, me preocupo menos por ‘no sé qué cocinar para mañana’ y he perdido algo de peso por lo que la ropa me sienta mejor y blablabla.

Cada cuerpo es un mundo, pero a mí esto me funciona para mantenerme físicamente a pesar de estar 8 horas diarias sentado.

Nos leemos!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *