Santi en Londres – Parte 2

Santi en Londres – Parte 2

Esta entrada continúa el viaje comenzado aquí.

Día 4.
Era sábado, ese día lo tenía reservado pues es el día que hacen el mercadillo de Portobello y ya que estaba también de Candem (aunque éste sea permanente).

DSC01401

Volvía a madrugar pues el mercado abría a las 9. Iba un poco perdido pero gracias al bendito google maps (en serio, ha facilitado MUCHÍSIMO viajar por el mundo) conseguí llegar tras dar un paseo por el Hollandpark. Al principio no me enteraba muy bien de cómo era el mercadillo pues al comienzo de la calle hay una serie de tiendas (en edificios) que tenía un poco lo típico para guiris… recuerdos con la bandera de Inglaterra, gorros de Sherlock Holmes, etc pero a medida que caminábamos llegamos a otra calle llena de casitas de colores, que aunque no he visto la película de Notting Hill imagino que es la famosa calle de la peli.

DSC01418

Esta zona ya era diferente, había tenderetes con antigüedades, ropa, cámaras… en unos de estos puestos me compré un reloj de bolsillo de cuerda. El hombre pedía 30 libras pero regateando un poco me quedó en 15, no está nada mal. A medida que avanzabas ya ibas reconociendo dónde podía haber chollos y dónde eran sitios más turistas, aun así es un buen sitio para comprar recuerdos, tazas de Londres por 1 libra o camisetas con el Big Ben por 2 o 3 libras. Además aquí inicié una tradición que he ido repitiendo en posteriores viajes y consiste en comprar postales antiguas de la ciudad con algún escrito al dorso y el sello de correos con el año, así por ejemplo tengo una postal en la que se ve de fondo St Paul que data de 1910.

DSC01412

DSC01426

Tras un buen rato caminando llegué a la zona de comida donde iba probando diferentes cosas, una pizza riquísima, granizado… también quería rollitos de primavera pero la cola era imposible. Había un puesto de paella rodeado de gente española (allí van todos como borregos…), me hace gracia porque la gente lo debe hacer porque se sienten identificados, pero coño! no vas a Londres a comer paella! Hay gente para todo…

También pobé algo de ropa usada (chalecos por 5 libras!), pero no había nada de mi talla. Al final ya era sobre la 1:30 y había que ir tirando para Candem.

DSC01476

De Candem no recordaba absolutamente nada, salvo que me compré una camiseta de nightmare before christmas que aún me pongo a día de hoy (ha aguantado el paso del tiempo!). La cantidad de gente era impresionante, por todos lados, callejuelas, las tiendas con carteles en relieve (un dragón, un escorpión, una zapatilla, un ángel..).

DSC01455

DSC01454

Caminé por una zona de pasillos minúsculos donde todo eran tiendas de camisetas frikis, Harry potter, Dr Who, LOTR, kukushumushu (¿?), etc; yo me compré una de Harry Potter, por cierto xD. Allí también conocí a un ‘gansta’ que empezó a contarme que había tenido una novia española y nosequé, comenzó a ‘pegarme’ diciéndome ‘que pasa loco, que pasa locoooooo’ (¿????) debates posteriores sobre la situación dieron como resultado que el entorno de ese hombre en España debió de ser de canis.

Aquí comencé la segunda tradición que replico en todos mis viajes, comprar calcetines con el nombre de la ciudad (xD), de aquí tengo unos negros con I Love London. Tocaba la zona de comida, vi otro sitio de paella rodeado de españoles (no comments…), y comí en un puesto de hamburguesas de un suizo casado con una portuguesa (¿) que lo hacía allí sobre la marcha mientras te iba dando palique, muy majo, y la hamburguesa bastante rica.

DSC01466

Dí un último paseo por la zona intentando regatear por un reloj por el que pedían 30 haciendo una contraoferta de 5..jajaja el tío puso una cara de WTF????… brutal. Para terminar hice el descubrimiento del día, los ‘smoothies’, pedí uno de mango, fresa y naranja que estaba realmente bueno y sobre las 6 fuí al cercano Regent’s park para tirarme en la hierba y dar un tranquilo paseo.

DSC01545

Saliendo por la parte de abajo paré a visitar a un viejo amigo:

DSC01601

Continuando por Picadilly (aquí siempre hay gente…) para comer un helado a las 11 de la noche!! Y tras esto pillé el coche para ir al hotel:

DSC01668

 

Día 5.
Este día íba a ir al National Gallery, pero no recuerdo muy bien qué sucedió que lo suprimí (creo que leí que estaba cerrado). Por lo que quedó como día light y tranquilo… Hacía muy bien tiempo así que aproveché para pasear por Hyde Park, sentarme en la hierba mientras escribía el diario, tomar el sol, etc.

DSC01701

DSC01717

Terminé llegando a The Serpentine, donde continué con otra tradición (y van…) iniciada en un viaje anterior a Madrid: subirse a las barcas de los lagos. Era carillo (creo recordar unas 22 libras por hora), pero fue divertido.

DSC01814

Continué caminando hasta cruzar completamente Hyde Park y llegar a Burlington arcade, una famosa calle de compras techada que por supuesto estaba cerrada.

DSC01929

Aprovechando la hora de comer fui a probar un sitio nuevo ‘Pret a manger’ un lugar que me encantó. Es el típico local muy enfocado al take away en plan comida rápida pero saludable, por ejemplo, había ensaladas, sándwiches de varios tipos de panes e ingredientes, smoothies y todo hecho del día. Ya que estaba cerca me volví a acercar a Picadilly, y poco a poco ir volviendo de nuevo por Hyde Park pues al anochecer tenía un evento sorpresa.

DSC02372

Me cambié de ropa, cogí mi fantástico reloj de bolsillo (muy ‘british’!) y fuí hacia e Royal Albert Hall.
Accedo al teatro y subo a los palcos, esa noche había un concierto de música clásica centrado en Verdi.

DSC02136

Nunca había estado dentro del R.A. Hall y me pareció el teatro más bonito que había visto nunca, además, el plus de estar en un palco hacía que verlo desde la altura lo hiciera aún más especial. Antes de comenzar la obra compré unas bebidas y un helado a una chica portuguesa que vendía en plan ‘ambulante’ por dentro del teatro, algo así como en los partidos de baseball americanos cuando pasa el vendedor de hotdogs… un poco extraño pero muy curioso. Sobre el concierto y la experiencia la verdad es que todo muy bien, algo digno de ver y escuchar, la acústica del teatro también pareció increíble. Tras las 2 horas y media de concierto hice varias fotos por el teatro.

DSC02097

Día 6.
La primera visita del día era el British Museum, pude dormir un poco más porque abría a las 10.

DSC02146

Comencé por la parte de Egipto (piedra Roseta y demás) para continuar por Grecia, una exposición temporal de momias en el 1er piso, Sudamérica y terminar por una especie de librería con una réplica de la piedra Roseta que podía ser tocada para ver el relieve. Es un museo muy interesante y puedes estar horas en él, pero llega un momento (al menos para personas como yo) que es ‘más de lo mismo’ después de ver 10 bustos en grecia ya te dan lo mismo los 20 restantes…

DSC02153

Por lo que aligeré un poco y hacia la 1 (3 horitas después…) salí para ir a King’s Cross. No es que quisiera venir porque la zona es preciosa o porque al lado tiene un edificio rojo (que aún no se como se llama) bastante famoso, sino porque como buen fan de Harry Popotter, que diría mi amigo Homer, tenía que visitar el andén 9 y 3/4, que existe!! xD Y de paso visitar lai tienda ‘oficial’ (muy cara).

DSC03305

Luego fuí a ‘comer’ pero al ser ya las 3 de la tarde hice una comida-té, es decir, fui a tomar el té y comí cupcakes xD Sorprendentemente, lo del té de las 5 es una leyenda, porque a las sobre las 3:30 el local se LLENÓ de jubilidas y amas de casa (o eso aparentaban) para tomarse el té y un trozo de pastel.

DSC03331

Estaban brutales todo hay que decirlo, y en contra de lo que pueda parecer llenan MUCHO. Realmente más que llenar saturan con tanto azúcar que llevan… pero bueno, muy ricos.

Para ir terminando el día bajé por Covent Garden a dar un paseo, vi un mimo haciendo de Groucho y una banda tocando música clásica en directo, se respiraba un ambiente bastante creativo.

DSC02339

Para variar, al anochecer terminé de nuevo en Picadilly.

El próximo día… el final del viaje!

One thought on “Santi en Londres – Parte 2

Responder a Santi en Londres – Parte 3 - Viajando Con Santi Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *