Santi en Londres – Parte 3

Santi en Londres – Parte 3

Continuamos a partir de donde lo dejamos.

¡Y si os perdistéis la primera entrada la podéis ver aquí!

 

Día 7

El martes era el último día completo, por lo que lo dediqué al último punto ‘típico’ de Londres, la Torre de Londres. Es una de esas visitas que a pesar de ser algo caras deben hacerse, tanto por su valor cultural como por la posibilidad de ver las joyas de la corona (sí, las auténticas).

martes-panoramica

Es algo chulo de ver, te puedes tirar un día entero dentro de sus murallas. Viendo desde la torre blanca, hasta la torre sangrienta (de torturas), las ya citadas joyas de la corona, armaduras y armas medievales, cañones y varias cosas por el estilo.

También me llamó la atención que había cuervos, bastante grandes además.

DSC03394

DSC03404

DSC03405

Otro punto a favor de la zona, es que mientras te encuentras visitando las distintas partes de la torre estás viendo continuamente de fondo el tower bridge, otro de los iconos de Londres. Entonces realmente no parece que estés en una capital como es Londres, con tanto acero y cristal sino que en contrapartida estás viendo continuamente piedra, césped y agua (el Támesis).

Al salir pasé por debajo del tower bridge para llegar a la fuente de la sirena y posteriormente subir y cruzar el puente. Aquí sucedieron un par de anécdotas graciosas… la primera fue que quería hacer una foto donde estaban dos hombres hablando, entonces me acerqué y a uno le comencé a preguntar ‘disculpa, puedes…’, el hombre me miró y dijo ‘sí sí’ y me cogió la cámara. Claro, yo quería preguntarle si por favor podía apartarse un momento para poder hacer la foto al paisaje (sí, soy un maleducado), pero bueno, ya que se ofreció me hizo una foto…

DSC03464

La segunda fue que a los pies del puente había una mujer dando descuentos de 2 libras para la tienda del tower bridge, una vez lo has visitado, se entiende. Pues bien, me dio uno, fui a la tienda y compré una camiseta de 10 libras por 8 (con el descuento), pero también había un paraguas transparente (como los que más tarde también vería en Japón) y pregunté cuanto era, dijeron que 10 libras también, a lo que respondí ‘gracias ahora volvemos’. Y fui a la chica del descuento para que me diera otro xD de esta forma el paraguas también salió por 8 libras. PICARESCA ESPAÑOLA SEÑORES.

Callejee un poco por la zona descubriendo distintos rincones bastante chulos, hasta llegar a la zona donde pensaba comer, el mercado de Borough, a los pies de la catedral de Southwark. Lástima que era algo tarde respecto a la hora de comer inglesa (eran las 15:00 aprox) y casi todo estaba cerrado, quedaban un par de puestos abiertos para los rezagados y pedi un bocadillo de ‘algo’ que parecía cordero con puré de manzana y unas hierbas que no pude identificar. No estaba mal pero como le eché chili picante aquello se convirtió en lava fundida en la boca.

DSC03733

Subí por el puente de Londres hasta the monument, donde gasté la últimas libras en subir. Parece más de lo que es, en el sentido de cansado por subir tantas escaleras. Si no me equivoco son 311 peldaños en espiral hasta llegar a la cima donde hay un pequeño mirador.

DSC03810

Al bajar di un último paseo por la zona hasta llegar una vez más a trafalgar square, esta vez para entrar al National Gallery, ya que lo había tenido que suprimir el domingo. Me extrañó ser el único museo donde no se permitían hacer fotos (es de pintura) aunque la gente le echaba morro y al mínimo descuido se escuchaba ‘tschk…’, estaba bien aunque no lo pude ver entero debido al poco tiempo del que disponía. Por cierto, fue el primer lugar donde vi uno de los famosos cuadros de Van Gogh de los girasoles.

DSC03811

Tocaba dar el último paseo por Picadilly, tomarse un helado de Haagen-dazs en un local donde ya había estado 9 años antes y volver a la zona del hotel.

Al ser la última noche por allí decidí hacer un poco de turismo gastronómico, por lo que fui a cenar a un típico pub inglés. Era todo de madera, con las luces un poco tenues y bastante tranquilo, me gustaba.

Miré la carta y me decidí por una de las comidas típicas que tenía pensado probar a mediodía pero no pude por ser tarde: pie and mash. No deja de ser ‘empanada con puré’ pero bueno, me gustó mucho, la empanada era como de hojaldre y rellena de pollo, acompañado de puré de patatas, verduritas hervidas y una salsa que no conseguí identificar (pero que me terminé). Y para beber una pinta, por supuesto.

DSC03863

Día 8

Era el último día en Londres y tenía hasta las 15.00 aproximadamente, tiempo suficiente para ver alguna cosa que quedase pendiente. Aunque antes de ver nada, tocaba más turismo gastronómico, english breakfast!! En el hotel tenía desayuno todos los días, pero era desayuno continental tipo buffet, estaba estupendo, yo cada día me ponía las botas pero había que tomar el desayuno nacional al menos un día ¿no?

Fui a un local cercano que lo anunciaban en la pizarra, english breakfast 5’95 libras.

Una vez llegó el desayuno se componía de: beans, bacon, tostadas, huevos fritos, salchichas y patatas fritas. El desayuno de los campeones vamos, no hace falta decir que me lo zampé todo 😀

ultimo1

Para bajar el desayuno fui hasta el Victoria & Albert Museum.

Sobre este museo diré que es diferente, tiene desde columnas de piedra y estatuas hasta vajillas. Desde mi punto de vista no es especialmente destacable pero tiene alguna cosa concreta que te puede enamorar, lo mejor, el ‘lago’ que tiene en el patio interior. Llevaba un rato paseando por el museo y vi una puerta a un patio interior descubierto, al salir veo a varios niños, y no tan niños, sin calzado y con los pantalones arremangados jugando con agua. Era bastante chocante teniendo en cuenta que estaba en un museo.

Hacía un solecito muy rico, por lo que también me mojé los pies y de paso descansé un rato.

ultimo2

Al salir del V&A Museum volví por Harrods para hacer alguna compra de última hora.

Luego de vuelta por el hotel para recoger las maletas y poner rumbo a Victoria Station, donde cogería el gatwick express hacia el aeropuerto, mientras esperaba me despedí de Inglaterra con una comida en el Pret a manger antes de coger el avión.

ultimo4

Y eso ha sido todo un poco grosso modo para tampoco aburrir! Quizá hace un año los hubiese contado con bastante más detalle, pero cada vez que hablo del viaje me doy cuenta de que hay muchas cosas que puedo saltarme porque a la gente directamente no les interesa, de ahí el ‘resumen’!! Espero os gustase.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *